¿Por qué se rompen los preservativos?

Aunque es difícil que suceda, un preservativo o condón pueden romperse. Te contamos detalles a tener en cuenta para utilizar los preservativos con garantías

El preservativo o profiláctico, más conocido como condón masculino, es un método anticonceptivo que además, previene el contagio de enfermedades de transmisión sexual. Los preservativos o condones pasan diversas pruebas de calidad a lo largo de su proceso de fabricación, en el que se comprueban entre otros aspectos, que no posean rasgaduras o perforaciones de cualquier tipo. A pesar de estos controles de calidad es posible, aunque poco frecuente, que un preservativo se rompa, y en la mayoría de los casos esto es debido a un mal uso del mismo.

Un preservativo o condón puede romperse, entre otras cosas, por una conservación inadecuada. En ocasiones guardamos los profilácticos en la cartera, en bolsos o por ejemplo, dentro de nuestro vehículo. Si pasan más de tres meses los preservativos en este tipo de sitios, pueden acabar por deteriorarse y ser un peligro, ya que no cumplirían su función con garantías.

Un preservativo también puede resultar dañado en el momento en el que lo sacamos de su envoltorio. En ocasiones, al abrirlo con no mucho cuidado podemos ocasionar perforaciones con nuestras uñas o dientes. Así que hay que extremar las precauciones y abrir el envase con los dedos cuidadosamente.

¿Por qué se rompen los preservativos?

El momento de la colación del preservativo sobre el pene es también delicado. Debemos extenderlo sobre el miembro en el momento en que se encuentra erecto y teniendo mucho cuidado de no dejar aire en el interior, de otro modo, esto podría ocasionar una rotura.

Agentes externos como el agua de mar o la piscina, pueden deteriorar el material del que está fabricado un condón, de tal manera que se rompa. Y por último, un motivo obvio pero que vale la pena recordar: un preservativo caducado —sin duda— puede romperse. De sentido común es no utilizar un profiláctico cuando su fecha de caducidad ya ha pasado.