¿Por qué dormimos?

Aunque parezca una pregunta fácil de responder, lo cierto es que existen muchas teorías científicas en torno al proceso evolutivo del sueño... ¿Un enigma?

Son muchos los postulados que giran en torno a la pregunta ¿por qué dormimos? Pero más allá de las hipótesis o las teorías científicas, el sueño tiene un valor especial en la vida humana como parte vital para la supervivencia. Dormir es consecuencia del cansancio y el agotamiento de las actividades diarias.

¿Por qué dormimos?

En caso de no mantener un tiempo prudente de descanso, el organismo se deteriora y los estragos afectan a la parte física y mental del hombre. En un momento determinado el debilitamiento del cuerpo obliga a tu organismo a estar en función reparadora. Así, cuando menos lo piensas, estás envuelto en un profundo sueño que te ayudará a recobrar tus energías.

El sistema defensivo del ser humano se limita en base a la multiplicación de una enorme cantidad de gérmenes, heridas, dolores musculares, mareos, y una serie de males que aquejan al hombre. El cerebro necesita reposar y reordenar todo tipo de recuerdos para almacenar nuevos sucesos de la vida cotidiana.

El sueño se transforma en un ingrediente oportuno para la función correcta del sistema inmunológico. Ha quedado comprobado que las consecuencias de no dormir podría provocar la muerte de las personas. Eso sí, cada individuo duerme de acuerdo a la edad y etapa actual de la vida, los bebés descansan cerca de 16 horas al día, mientras que un adolescente y adulto lo hacen entre 9 y 7 horas respectivamente.