Fotos biométricas en Barcelona

Las fotos biométricas son las fotos que te pedirán para el pasaporte y, aunque no difieren demasiado de una de carné, si deben tener ciertas características

Desde hace unos años, la seguridad a la hora de viajar se ha vuelto mucho más férrea en todos los sentidos, pero especialmente en los vuelos. Los controles de los aeropuertos son mucho más restrictivos, y necesitamos tener absolutamente todo en regla para poder viajar sin problemas. Una de las cosas más importantes a la hora de salir del país es nuestro pasaporte, que debe incluir una fotografía nuestra con unas especificaciones determinadas. A estas imágenes se las conoce como fotos biométricas, y sirven para identificar sin ningún problema a cualquier persona.

Estas fotos biométricas deben realizarse con unas especificaciones muy claras, para que todas sea iguales y sea mucho más sencillo identificar a la persona que porta el pasaporte. Debemos tener la cara totalmente despejada y visible, así como los ojos. Nada de gafas oscuras ni de gorras. El rostro debe ocupar la mayor parte de la imagen, para ser perfectamente reconocible. Este tipo de fotografías son indispensables en los documentos identificativos oficiales. Después de muchos años utilizando cada país sus propias normas, por fin se ha llegado a un consenso para utilizar las fotografías biométricas como método general de reconocimiento e identificación de cualquier persona al entrar en un país.

Fotos biométricas en Barcelona

Este tipo de fotografías deben ser realizadas en estudios profesionales. En todas las ciudades podremos encontrar estudios fotográficos que hagan fotos biométricas, y por supuesto, en Barcelona también los hay, repartidos por toda la ciudad. Solo tenemos que buscar estudios fotográficos importantes, tanto por Internet como por las Páginas Amarillas incluso, y preguntar si realizan este tipo de fotografía. En el fondo, su realización no se diferencia mucho de la de una foto de carné, por lo que no será complicado encontrar sitios donde podamos hacerlas. Suelen ser un requisito esencial para poder sacarnos el pasaporte, por lo que aconsejamos no dejarlo para el último momento.