Cuidado del jardín en tiempos de otoño

Durante la época de verano el cuidado del jardín exige menos dedicación para el mantenimiento del césped, flores y plantas, ¿pero qué hacemos en otoño?

Prácticamente el cuidado se cubre por sí solo gracias al buen clima que se vive por esta época. Sin embargo, cuando el otoño avecina, es momento de preocuparnos por mantener nuestras plantas en buen estado.

La llegada del otoño viene acompañado de bajas temperaturas, lo que provoca un entorno menos beneficioso para las plantas de nuestro jardín. Los primeros fríos y vientos generan ciertos cambios en la adaptación de las flores y plantas, algunas de ellas son más resistentes que otras, pero en líneas generales el problema surge cuando se produce el proceso de florecimiento.

Para esta época del año lo más recomendable es buscar plantas resistentes, evitando asumir riesgos que no vamos a poder manejar. No estaría de más pulverizar el follaje regando las plantas en intervalos de tres días, con el único objetivo de generar mayor humedad en nuestro jardín y contrarrestar la sequedad que se produce con el uso de aparatos de calefacción en la casa.

Cuidado del jardín en tiempos de otoño

Cada vez que vas a regar tus plantas es preferible hacerlo con agua a temperatura ambiente, así podrás aprovechar para recortar aquellas hojas que se muestren amarillentas. Eso sí, no fertilices las plantas de las hojas hasta los primeros días de la primavera, de manera tal que  disminuya la fertilización lentamente y tus flores no sufran ningún tipo de daño.

Recuerda que en la temporada de otoño es necesario ser muy selectivos en el cuidado de nuestras plantas.