Conceptos básicos de cerrajería

A continuación te ofrecemos una serie de consejos muy útiles que te servirán ante cualquier emergencia relacionada con la cerradura de casi cualquier puerta

Cuando se requiere actuar de forma inmediata y el cerrajero no está disponible, es necesario tener iniciativa y tratar de solucionar todo tipo de inconvenientes con un poco de ingenio.

Lo primero que debes saber es que al adquirir una nueva vivienda, siempre es recomendable cambiar las cerraduras de la puerta principal. Aunque muchos piensen que no sabes confiar en las personas, recuerda que más vale prevenir que lamentar.

Si estás interesado en obtener un nivel más eficaz de seguridad para las cerraduras de tus portones, no dudes en instalar escudos protectores, lo que evitará que la cerradura se dañe. En caso de extraviar una llave, lo más aconsejable es volver a repetir el cambio de cerraduras e incluso aumentar los niveles de seguridad de manera temporal.

Conceptos básicos de cerrajería

Cada vez que necesites duplicar una llave, asegúrate de revisar el estado de la llave original, con mayor razón cuando se trata de una llave importante. Puedes hacer una marca o una forma de identificar que no se han intercambiado las llaves. Si tu cerradura está muy vieja, lo mejor es hacer un mantenimiento general.

Para probar una llave duplicada es preferible hacerlo con la puerta abierta, descartando cualquier defecto que podría dañar la cerradura mientras la puerta está cerrada. Aunque algunos piensen que el cerrojo de cadena está pasado de moda, no estaría de más instalar uno en tu puerta. Nunca se sabe qué clase de persona puede tocar tu puerta.